Nació en Caracas, el lunes 17 de mayo de 1954. Durante cuarenta y cinco años vivió en el barrio Altavista de Catia, específicamente en la calle San Pedro, casa Nro. 20. Graduado de Perito Mecánico en la antigua Escuela Industrial del Oeste (hoy Escuela Industrial “Rafael Vegas). Trabajó como herrero, ayudante en la montura. Pero por más de treinta años se desempeñó profesionalmente como dibujante técnico (arquitectónico, mecánico, cartográfico). Cofundador e integrante del grupo Los Alegres Caminantes (excursionistas y cultores por la cultura popular, principalmente a través del teatro). Autor, actor, técnico, director, docente… También ha participado como actor en diversas obras teatrales como el Cuento de Don Mateo de Simón Corral, Las Personas Superiores o al que no le haya pasado que levante la mano de Aquiles Nazoa, Farsa y Justicia del Señor Corregidor de Alejandro Casona, Historia de un Número de Josefina Pla, Estrellas sobre el Crepúsculo de César Rengifo, Le Colo Cofiticien de Los Alegres Caminantes y en una obra navideña transmitida por el anterior Canal 5 (Televisora Nacional de Venezuela TVN5), entre otras. Dentro del grupo realizó algunos cuentos e intentos de obras de teatro. También participa en el Taller Literario “Marco Antonio Martínez” del Pedagógico de Caracas con publicaciones en la  revista del referido taller Para las Telarañas. Ha sido reconocido con una Mención en Poesía otorgada por la Fundación para el Desarrollo de la Comunidad y Fomento Municipal (FUNDACOMUN) en el Primer Concurso Literario Nacional para Habitantes de Los Barrios (1976). En el año 2012 obtuvo el Primer Lugar en el Concurso de Poemas Nanos Pintando con Versos con el poema La reina de la playa. Proyectos Expresiones (2012) y publicado en el Nro. 1 del Breviario Poético Musa. Ha sido Jurado en el 1er. Concurso Literario de Poesía, Narrativa y Ensayo (Un viaje a la Toscana) Homenaje a Marisa Vannini de la Associazione Toscani di Aragua (2012). Cofundador de la Peña Artístico-Literaria “José Adames”, que comprende la Gran Caracas y el Estado Miranda.

 
OBRA LITERARIA:

Artesanales: Alborada de Versos con biografía y poemas de Ángel Argüello, Belkis Lugo y su autoría; La escoba holgazanea como el haragán (narraciones y poemas); Imágenes; Poemas a una diosa (poemas); Los Alegres Caminantes -40 años y seguimos- Narrando historia y cuentos (Historia). Con la ONG Proyecto Expresiones: el libro Sir Alberto de Catia, Lord de Altavista y San Pedro (narraciones); El cuento La batalla de los ignotos en el libro virtual colectivo de El Club de los Libros Perdidos. Inéditos: Siguen las aventuras del caballero, La escoba sigue de haragán, La escoba haragán, y La Princesa, El Faraoncito… y La Ñiña; Manual Labores del Hogar, Cuando cumplen años cumplieron (narraciones); Presencias que dan vida  (poemas); Los Alegres Caminantes (Historia, en “llave” con Ronald Alexis Bustamante). Obras por terminar: Participantes (poemas y narraciones) y El cuento y los 17 cuenticos (narraciones).
Como seudónimo literario utiliza el nombre Sir Alberto de Catia, Lord de Altavista y San Pedro.

 
 
CONTACTO:
alberto.antonio.vi@gmail.com
   
     
     
DIRECCIONES EN INTERNET:

Radioteca (Sir Alberto de Catia)

YouTube (Sir Alberto de Catia)

YouTube (Alberto Antonio Vásquez Indriago)

Blogspot (Los Alegres Caminantes)

Blogspot (Sir Alberto de Catia)

 

 

A CORRER QUE VIENE EL PRÍNCIPE*


Blancanieves Argüello>> martes, 04 de agosto


Una flor salió corriendo y se puso blanca

A ella le encanta ser blanca entre flores, una frase que le nació del trabajo de un gran artista. Y le gusta mucho porque tal vez opaca a las flores, no lo sé.
Si vosotros leéis lo que escribe y piensa, os daréis cuenta que no es poeta sino poetisa [ella, no el artista]. Ella mezcla el día con la noche y se queda con la noche. (No importa cuanta leche le echéis a la chocolatada, siempre prevalece el chocolate). Entenderéis que está atornillada a la vida, aun cuando sus escritos reflejen noches sin luna, sin estrellas y sin nubes.
En un tiempo transcurrido [lógico] compartimos tiempo y espacio sin malos pensamientos. Hoy está como esas frutas que se bajarían con gusto de los árboles [quise decir maduras, sois unos mal pensados, algunos ni siquiera la conocéis]. Fruta que cae al suelo entre hojas verdes, hojas secas, hojas verdes y secas, hojas de otros colores con las mismas condiciones y que se deja acompañar por las flores del camino… y los malos pensamientos de los demás…
Tomado de narraciones tradicionales de pueblos lejanos su nombre lo lleva por razones de ternura y de cariño familiar. Blancanieves, “en tu feliz cumpleaños te vengo a felicitar”: Feliz Cumpleaños.
P.D.:   desconozco si en el santoral católico se encuentra alguna santa Blancanieves… menos mal…

*Del libro (inédito) Cuando cumplieron años cumplieron.

 

 

SIEMPRE HE SIDO FELIZ*


Acabo de llegar de “laisla”. Fueron vacaciones que me dejaron sensaciones y sentimientos que antes no había tenido conmigo (después se volvieron fiesta). Vivía la preadolescencia.
Mi mamá siempre fue muy devota de la Virgen del Valle margariteña y cada septiembre (fuera por carretera, por lancha o por avión de hélice) también visitábamos a mi abuela… La mayoría de los orientales le rinden veneración (a la imagen, no a mi abuela). Son fiestas religiosas que se volvieron populares, y que han ido cayendo en decadencia desde varios puntos de vista, salvo el fervor de sus tradicionales.
Primero el acto litúrgico de la misa seguida de la procesión alrededor de aquella plaza con el nombre del prócer de la zona (Santiago Mariño). Procesión acompañada con cantos al compás de banda marcial y muchas velas iluminando las creencias de los fieles. Terminado el cumplimiento del ritual empezamos otro: dar vueltas a la plaza, jugar en el parque mecánico, comer algún helado, cotufas o empanada de cazón. Un paseo familiar en la transición de la tarde a la nocturnidad, estrenando zapatos, camisa o alguna otra prenda.
Después dirigíamos nuestros pasos hacia alguno de los clubes que se armaban para la ocasión. Una vez seleccionado nos ubicábamos en alguna mesa. Muchos asistían sólo a bailar. Eran tiempos de obsequiar a las damas mientras el ritmo lo ponían orquestas contratadas. Mi bebida, refresco, la de los adultos… bueno, ya saben… Tres piezas equivalían al pasaje mínimo en un transporte urbano. Todos éramos invitados.
No sé por qué razón estiré mi brazo y la invité. Para mi fueron bailes de gala (por lo que diré al final sé que superé mi timidez y conversé con ella)... Mi madre fue una sola, de eso no tengo dudas. Me dejó (también dinero) para que continuara. Parte de esa inversión la utilicé en danzar con la hermana de mi “recuerdo”, pues esta estaba “cansada”. Pero llegó el momento de la partida (la mía).
Fue corto también el tiempo y hay ciertas cosas que se agotan, por lo que decidí irme a casa. No sé si me despedí. Caminé la distancia. Por no haber sido mi época de mirar hacia arriba imagino el cielo con muchos puntos brillantes, unos titilando y alguno a paso raudo. A partir de aquel ahora la cotidianidad hizo presencia. En algunas lagunas a través de los años los recuerdos se hicieron presentes y hoy volvieron. Un nombre, Argelia; un lugar, La Asunción; y un bello rostro con un lunar que lo fijo en mi memoria.

*Enviado al “I Concurso Internacional de Nano Literatura de Proyecto Expresiones” (15/09/2010).


 

FINISTERRE*

 

Yo, Sir Alberto de Catia, Lord de Altavista y San Pedro, de la gran Santiago de León de Caracas, quien ha cabalgado por el mundo, aunque solamente en mi condado me conocen, he decidido partir hoy mismo para llegar el mismísimo día… Es 25 de julio, iré hasta el antiguo donde non plus ultra. Ese punto donde mis ancestros adoraban la muerte y resurrección del Sol… hasta que el nuevo dios se apropió del rito y la tradición…
Vistosos adornos el corcel y sencilla vestimenta el caballero, llevan rumbo al norte del creciente… Densa neblina, brillante como la plata, los cobija prontamente, desapareciendo al parpadeo… Es hermoso el paisaje que se presenta ante sus ojos…
Un populoso cortejo peregrina a larga distancia de mi llegada (el Rey Alfonzo II de Asturias). Llevan rumbo a Compostela, al cementerio en donde una estrella y coros de ángeles han señalado que se encuentran los restos de Santiago Apóstol.
Continúo mi rumbo por el camino y más allá: a cumplir la purificación que ritualizaban mis antepasados: bañarme en la playa, quemar mi ropa de caminante (a caballo) y sentarme a ver la puesta en el horizonte…
Entre nubes y luces he visto como ejecutan a un condenado. Su cabeza ha caído. Su cuerpo traído desde lejanas tierras es enterrado en un cementerio boscoso. Las nubes se transforman para contar la historia. Se convierten en la iglesia en donde miles de peregrinos lo adoran en confusión con el discípulo mencionado…
A una hermosa dama he contado mi visión: - es el obispo Prisciliano, acusado de hereje por sus iguales…
Vuelve la neblina y de la misma manera se disipa. Rostros alegres en mi regreso y en el de ellos. Báculos, botellas plásticas de agua, morrales, algunos sus vieiras y su fe renovada…
Ya estoy en mi castillo. Cómodamente en la “perezosa” con una jarra de espumoso y dorado néctar que no sé si Baco ha disfrutado.

*Enviado al Concurso Taller de Escritura Creativa (4to. Aniv.) (Junio 2013) (El tema era las peregrinación a Compostela).

 

 

SAMANTHA*


La joven asintió en silencio

y recogiendo las piernas como un niño
hundió la cara entre las rodillas,
procurando no pensar,
no oír, no ver, ni siquiera respirar,
suspendida en la angustia…
ISABEL ALLENDE

Samantha es una niña como toda niña: una niña. Está viviendo un momento en el que se encuentra molesta, en el que no se siente bien, en el que no quiere que sus imágenes adultas estén cerca.
Por ahí está, en un rincón, con su cara compungida y sus ojos rojos y llorosos. Ha buscado el rincón más oscuro y lejano que pudo encontrar en un apartamento pequeño…
Su amanecer fue muy festivo como casi todos sus amaneceres infantiles: las rutinas que debe aprender, los juegos cortos del nuevo día, el desayuno… ¡Hoy la sorpresa!: irán al centro comercial, ese donde se encuentra de todo, aunque algunas cosas no sean necesarias y en poco tiempo estarán arrumadas por ahí, en alguna o en cualquier parte.
Ella misma ha escogido como vestirse y la han dejado hacer (sabe seleccionar bien). Salieron antes de lo pautado y llegado antes de que el gran local (el mayor de la ciudad) fuese abierto.
Por fin, al fin. La niña corre y llama, sonríe. La llevan de la mano, la dejan en libertad, la llaman, le aconsejan, la cuidan…
Ese fue el momento. Pasaron frente a una de las tiendas más populares para ellos. Ha visto el regalo que le gustaría que le fuese obsequiado. Como carrito de baterías alcanzó a quien se lo podría comprar. Sus saltos y sus palabras de emoción casi recorren todos los pisos. Visitantes cercanos la miran, se contagian con su alegría. Ese podría ser uno de los momentos más felices “de su vida”…
Oscurece, y como diría Isabel en uno de sus escritos, de esa manera, así se encuentra Samantha en cualquier rincón de su casa…

*Participante en el concurso de la Sociedad Secreta de Haijin (Ronda 10). (El tema se basaba en el epígrafe para la creación).

 

 

ESPEJITO, ESPEJITO*

 

Hace poco descubrí un nuevo libro que narraba sobre una princesa puertorriqueña de nombre Blanca Nieves Snow White y siete gnomos. En él se contaba sobre un espejo y las cosas cambiaron. Estaba yo frente al objeto pulido y limpio cuando mi imagen comenzó a cobrar vida, las lucecitas se encendieron y empecé a ver como mis facciones se iban modificando, sin ser totalmente diferentes a lo que eran... y una voz salida de allí me narró una historia que voy a compartir con ustedes.
–Hace miles de millones de años terrestres el que ustedes llaman Marte y diferencian como «el planeta rojo» era el único que albergaba vida en este sistema de estrella. Su estado había alcanzado gran desarrollo tecnológico y humano. Sus conflictos eran el producto de diferencias religiosas, sociales, políticas, filosóficas y económicas. Dentro de esos ámbitos su variedad era tan finita como seres humanos había, y esas las consecuencias de que quedara convertido en lo que hoy es.
–Los primeros síntomas que se dejaron sentir fueron: despotricar del pasado de manera demagógica y visceral. Cambiarle el nombre a calles, plazas, parques… Expropiar los bienes de personas e instituciones. Sanear entes oficiales para después corromperlos por y con sus propios intereses. Culpar a sus opositores de lo mismo que ellos eran delincuentes. Crear leyes a su conveniencia para utilizarlas y burlarlas ante cualquier antojo por anular o destruir… Y endiosar a sus líderes…
–Tal vez como castigo divino y para que no se olvidara a los culpables el planeta quedó del color de los responsables, además de solitario, árido y vagabundo…
Una vez concluida la narración todo quedó a oscuras y el espejo por muchos siglos quedó sin decirle a más nadie quien era la más bonita de algún reino cualquiera…

*Participante en el concurso de la Sociedad Secreta de Haijin (Ronda 19).

 

 

CARTA A MIS PADRES*

 

Caracas, 24 de febrero de 2013

Amados,

Mamá y Papá.

Desde este mismo lugar.-

Voy a escribirles desde el mundo que tengo conciencia. Es posible que mis palabras les lleguen como el humo que inicia su viaje cuando nace del fuego… o que a medida que escriba estéis leyendo… O tal vez no tengan como saber de este contenido… ¡Hay tantas variables que abarcarían tantas letras como números posibles!
¿Saben?, tengo momentos de nostalgia y hasta de tristezas. Pero voy a contarles un poco como estoy desde que ustedes dejaron de estar presentes. Desde que están en los recuerdos y en los sentimientos que como humano puedo sentir...
Ya sea que los haya elegido o solamente el producto del encuentro de dos células que se complementaron, al final el resultado es un maravilloso diseño de creación. Y por eso ya está más que justificado el agradecimiento.
Puedo andar por todas partes con virtudes y oportunidades de aprendizaje por las enseñanzas que ustedes me dieron, por haberme puesto en el camino adecuado y por dejarme finalmente la libertad de escogerlo.
Hoy formo parte de una familia en donde la mesa es como la del rey Arturo, en donde los recién llegados tienen su silla. Son seres hermosos con quienes continúo siendo feliz como lo fui con ustedes, y como lo sigo al recordarlos.
También el hermano que partió antes que ustedes. El “consentido”, según él, con quien estuvimos el tiempo que nos habría gustado que fuese “eterno”… Un paréntesis para ti: tiempo ha de aquella “gori-gori” quien hoy lleva tu cortesía y tu nombre como lo llevaste para muchos... Nuestros lazos de sangre siguen presentes en fiestas, eventos especiales, en el café y en las arepas fritas…
¿Saben…? Los amigos, mis amigos y por extensión suyos (padres para algunos, según propias palabras) estamos compartiendo como muchachos de veinte años. Los nuevos amigos que llegaron y se quedaron con vuestra comprensión, aún sin conocerse.
No encuentro las palabras para expresar todo: la alegría que es mi existencia con ustedes como protagonistas (lo importante, aunque no sepa expresarlo)… Eso les quería decir por si no les llega por e-mail…
Aquella “bendición” al llegar o al partir, aquel nuestro saludo, sigue exclusivo: ¡Eh uuúh…!

*Enviado a la décima cuarta edición del concurso Cartas de Amor (Fundación Icrea) (24/02/2013).

 

 

LAS BATTALAS CONTRA LOS IGNOTOS*

 

Mi nombre es Sir Alberto de Catia, Lord de Altavista y San Pedro, dueño y señor de un condado literario, amigo de héroes de la historia y la mitología, compañero de la imaginación del hombre. Mis antepasados con las armas que contaban se enfrentaron a un enemigo que me estaría acechando por toda la existencia.
A los ignotos, siempre poderosos, les gusta reclutar adictos, y yo era un aprendiz con la fragilidad del principiante… pero con la lectura y el estudio se fue forjando mi espíritu para las batallas por venir y fui adquiriendo las armas que me ayudarían en el futuro. Inicialmente sin mucho entusiasmo, luego con alegría e inspiración.
Desde esos tiempos voy acompañado de un ejército siempre en crecimiento. Las bibliotecas han sido mis aliadas. He contado con oficiales de escuela, con académicos, con mercenarios y piratas. Muchos los voluntarios. Unos más valientes. Sí, con todos he contado para mis triunfos.
Eso ha ocurrido muchas veces, mas esta guerra no permite armisticios prolongados. En recompensa de lo anterior afirmo que la paz, la armonía, la tranquilidad y la alegría van constantemente de mi lado. Es atípica la situación, igual, esos son los hechos.
Vivo en un enorme castillo y poseo una biblioteca con suficientes guerreros. Todos ellos prestos a la defensa (y al ataque de ser necesario). Las nuevas tecnologías han hecho más asequibles a soldados dispuestos. Esta guerra no ha de terminar, pero la contraparte del enemigo evoluciona.
Desde todos los continentes son muchos los que se han presentado con sus filosofías de vida. Con sus conocimientos comerciales, sus conciencias educativas y de saber humano. Con la historia de los pueblos para no repetir errores, y las mitologías de las civilizaciones para iniciar la comprensión. Han venido aquellos convencidos de ideas religiosas y políticas para beneficio de la humanidad (sólo la ignorancia infiltrada en las interpretaciones ha sido la causa de las derrotas).
Los que escribimos vamos ampliando y haciendo crecer a los ejércitos que luchan contra la ignorancia humana… “Vacilar es perderse” como dijo Don Simón de Caracas.

 

*Enviado para la participación en la antología de 100 narraciones dedicadas a los libros. Organizada por El Club de los Libros Perdidos (Facebook). 27 de marzo de 2013.

 

 

TIERRAS QUE CONOZCO*

 

Hoy recordaba cuando ayer conocí tus fronteras.
Cuando al ver tus paisajes me enamoré de tus cascadas,
de tus montañas, de las luces de tus cielos y
de tu brisa que soplaba lejana.
En este atardecer recordaba que no sentí
el calor de tus días, pero sí el frío de tus noches.
Hoy recordaba cuando ayer quise recorrer tus caminos,
bañarme en tus playas,
disfrutar de la nocturnidad de tus ciudades.
Extender la mirada hacia tus llanuras,
subir tus multicolores montañas y
descansar entre las sombras de tus bosques.
Hoy recordaba cuando ayer te imaginé hermosa,
llena de los favores que a mis ojos te dio la naturaleza.
¡Hermosa! Con la hermosura que el Universo
manifiesta en sus criaturas.
En este atardecer esos recuerdos son mi presente
como neblina en tiempos de frío,
como neblina en tiempos de lluvia.
Hoy, cuando te recuerdo,
me invade la alegría de los caminos que me llevaron
a tus fronteras… aunque no haya podido cruzarlas…
Hoy, al observar tu territorio,
te sigo mirando con ojos felices…
Ingratitud si así no fuera…
Hoy en mi presente mi andar es tranquilo.
Hoy en mi presente habito tierras
que dan descanso a ese andar peregrino.
En las que sus ríos calman mi sed y
sus astros iluminan mis noches
La nueva tierra tiene senderos:
limpios, verdes, suaves…
En este atardecer,
cuando algunas montañas me regalan sus nieves
disfruto el crepúsculo
ocultándose entre nubes y lejanía.
Ya en mi noche,
con la Luna en el cenit y en su esplendor
se ilumina el paisaje: despejado y sin artificios…
En el cielo finito las estrellas van más allá de tus fronteras…

 

*Enviado al I Certamen Nacional de Literatura "Alfonso Jiménez Torrellas" - 2015.

 

 

LA REINA DE LA PLAYA*

 

En el cielo la ola quiere
despejar al viento
y los cocoteros baten sus cabelleras.
Los toldos anclados miran taciturnos
como la mar quiere bañistas en fuga.
Un azul y otro azul se contrastan
entre la placidez y el movimiento.
Y como poderosa monarca
la montaña los ignora.




*1er.  Lugar en el Concurso de Poemas Nanos “Pintando con versos” organizado por el Grupo “Concurso entre Nos” de la Asociación Civil Proyecto Expresiones en marzo de 2012. Y publicado en Breviario Poético “Musa”, Nro. 1, de la misma asociación.(Había que utilizar la imagen para la creación).

 

 

ORACIÓN A LA LUNA

A mi amiga Beatriz Campos (24/12/2015)

 

Anoche fue Navidad y me asomé a ver a la Luna.
Estaba radiante y hermosa...
Dejé que mi mente se saltará las barreras del tiempo, del espacio.
Y como mis ancestros la vi como Diosa.
Esa a la que rogaban por lluvia,
buenas cosechas, un amor contrariado...
Con el alma de rodillas oré porque llevara paz a la amiga
que en la distancia sus pensamientos acompañan a la madre
que acaba de partir.
Que conversara con el Sol,
que sus rayos sanadores  transformaran su tristeza,
pero que le permitieran vivir su dolor
para que como neblina mañanera
se fuera dispersando en el aire, en la luz, en...