Maritza Álvarez Rodríguez, nació en Caracas, es Profesora de Castellano egresada del IPC en 1985 y Magíster en Literatura Hispanoamericana con tesis Mención Publicación en 1993. Doctora en Educación (2012). Formó parte del personal ordinario del Pedagógico de Miranda J.M. Siso Martínez, en la categoría de asociado a dedicación exclusiva, donde coordinó el área de Literatura Infantil. Publicó varios artículos en la revista El Vocero de los Altos Mirandinos en  el Suplemento Cultural de Últimas Noticias, Revista Educere, Conhesremi, Sapiens y otras. Fue miembro del Comité editorial  de la revista Sapiens y correctora de estilo del Boletín de Educación Alimentaria Pira. Además, ha sido ponente en diversos eventos nacionales e internacionales relacionados con Literatura e Historia.   Es Miembro Activo del Círculo de Escritores de Venezuela.

 
 

OBRA LITERARIA:

Tiene un  libro de poemas  titulado Diluvio de Palabras (2010). Y seis libros inéditos: Alma desnuda, Hojas de árbol El  Amor como una flor de diente de león, El vuelo de la crisálida poemas  inconclusos y  Divagaciones.

 
 

CONTACTO:

isamary2007@yahoo.es

 

 

 

 

Selección de poemas Hojas del árbol de Maritza Álvarez

 

HOJAS DE ÁRBOL

En un mundo de onirismo

existencia armoniosa

del que no se quiere despertar.

Hojas de colores,

caídas del árbol de la vida,

amarillentas como el pasado,

verdes como la esperanza futurista,

anaranjadas como el momento presente

que se vive, se disfruta

otoño de vida.

*   *   *   *   *

PESCADORES DE ILUSIONES

He lanzado mis redes al pozo de los deseos
y he sacado hermosas palabras para escribir versos,
poemas tristes y alegres.
frases aladas y llenas de emoción,
versos tristes y grises,
con fragancias de muerte y agonía
han sido elegías,
cantos melancólicos,
en momentos de crisis.
Le he cantado a la soledad,
a la triste soledad en compañía
y he liberado el alma mía.
Mi alma errante ha vagado,
con un corazón acelerado esperando su llegada
y ha vuelto el alma cansada
y en mi cuerpo ha reposado.
He seguido pescando ideales
cual soñadora insistente,
y conseguí en el fondo del lago
miles al más penitentes
que sucumbieron antes de tiempo
y querían salir,
me dictan sus inquietudes
y las transformo en poemas,
palabras de amor,
sencillas y cálidas,
llenas de sensaciones,
sentidas por otros y padecidas por mí.
Sigo lanzando mis redes
y puedo pescar en ríos revueltos
donde de las emociones fluyen a granel
y muerdo el anzuelo de esperanza que les dará vida con palabras
reales y con vida propia.
He pescado en el mar muerto,
y de allí he sacado vida nueva.
Me he asomado al acantilado y he sacado alaridos
de los ecos desolados de las almas que cayeron desesperadas.
Hoy ya sin caña de pescar las palabras acuden a mí
como mariposas a la flor para chupar su néctar.
Solo tomo las palabras y le doy forma
convirtiéndolas en versos,
en poemas,
en esencias de vida
y cenizas de muerte,
según la emoción o el dictado del alma.
He sido y seré pescadora de palabras, de ilusiones y de sueños.
Artesana de palabras,
tejedora de tapices donde las ideas fluyen sin parar
como en el mar onírico del devenir de la vida.
*   *   *   *   *   *

 

ECOS DEL SILENCIO

Dentro de mi ser
escucho los ecos del silencio.
Que me dictan poemas de amor, soledad y muerte,
cierro los ojos y las voces de poetas ancestrales
me van llevando por los caminos de los poemas más hermosos,
frases se quedan en mí,
y otras vuelan como mariposas en cielo abierto.
Cierro los ojos y los poemas resuenan en mi mente,
van tomando forma y sentido
y luego en escritura automática
plasmo las ideas una tras otras
en poemas con versos libres como gaviotas que vuelan sobre el mar
y aprecian su plenitud,
no rimo, ni cuento los versos,
solo me interesa el fluir de las palabras como olas del mar.
y siguen los dictados del alma ,del corazón y de la razón.
Hay un tejido de ideas, de contenidos conceptuales y afectivos
que se mezclan en trilogía perfecta alma, corazón y razón,
así es el ser humano siente vibra y razona,
y amo los ecos del silencio porque allí está la materia prima de
mi escritura.

*   *   *   *   *

RECORRE MIS LETRAS

Recorre mis letras
y encontrarás el mensaje de cada verso,
pasea por cada línea,
descifra el contenido de la estrofa, siente la musicalidad de cada palabra
y baila al son de la emoción que produce cada sensación,
aspira la fragancia de las flores que hago aparecer en el poema,
llénate del aire puro que se respira en cada espacio en blanco
Recorre mis letras y desnudaras mi alma entera,
verás mi corazón desangrado
y descubrirás lo que grita mi sentir.
Recorre mis letras y encontrarás la razón de mi vida,
me dibujo para ti en cada poema,
para que percibas mi alma
y admires mi corazón.
Recorre mis letras y los secretos de mi ser te será revelados,
Recorre mis letras y me amarás a través de la poesía,
porque llevan el poder del sentimiento más puro y sublime,
ahógate en el mar de mi poesía
y te embriagarás con el vino de la pasión excelsa,
de la inspiración infinita.

*   *   *   *   *

LETRAS QUE DESNUDAN EL ALMA

Escribo y me desnudo lentamente para ti,
pero no del cuerpo
sino del corazón y del alma,
cada palabra es un secreto que descubres en mi ser,
cada verbo una invitación silente,
al descubrimiento de la sensación y la emoción,
cada adjetivo describe la fuerza de mi corazón,
la pasión que vibra en mi cuando escribo mis versos.
Que ruedan por la estrofa, sin medida, sin rima,
pero impregnados de la fragancia de las rosas
y del ritmo de la música de mil trompetas
que invitan al baile del amor.
Escribo con la esperanza de que al leer
te veas reflejado en cada línea y disfrutes del placer
de posar tu mirada en mi poema
y verme allí con el alma denuda,
solo para ti…
aunque otros se vean allí dibujados o desdibujados
porque el sentimiento es universal
y las letras son libres como mariposas en cielo abierto,
somos cómplices de la interpretación
y compartimos la pasión por el mensaje.
Que se reparte como peces de colores en el mar infinito.

*   *   *   *   *   *

HOJA ENROSCADA

A veces
me siento
enroscada
como la hoja rosada,
que solo vive la primavera,
y no piensa en el otoño
cuando caerá y será alfombra del parque.
Donde ya seca y marchita y
crujiente bajo los pies de los caminantes
que disfrutan al pisarla.

Del lugar con su iridiscencia

el acendrado cielo,

pronto entrará en arrebol

y caminaré sonámbula hacia el alba

sintiendo la serendipia de la epifanía,

mientras la incandescencia casi me ciega

y siento la nostalgia efímera del momento presente

y sé que ya viene el desenlace y el olvido…

Del sueño que viví en el horizonte.

*   *   *   *   *

HOJAS AL AIRE

Caen las hojas al aire,
se desprenden del árbol en otoño,
unas hacen alfombra
otras vuelan a otros parajes,
así como la vida misma,
nacemos y morimos en el tiempo establecido por el creador,
o si no manos asesinas nos arrebatan el futuro
en cualquier lugar,
en cualquier momento
y somos como hojas que caen en el otoño de sus vidas,
libres al fin de las penas y angustias
y descansamos del mundanal ruido,
sembrados en la tierra
o cremados hechos cenizas, polvo, nada.
Como hojas al aire
volaremos a otros parajes,

*   *   *   *   *

TEJEDORA

Seguiré tejiendo mis sueños a la luz de la luna
con hilos invisibles llenos de ilusión y fantasía,
porque prefiero vivir soñando,
que enfrentarme a la cruda realidad que lacera mi alma
y entristece mi corazón.
Tejeré tapices con paisajes paradisíacos,
donde las hojas caen y vuelve a dormir en los árboles,
donde los pétalos de las rosas portan mensajes mágicos
y llenos de buena fortuna,
donde las mariposas transportan el néctar del amor
hasta las ventanas de desconocidos

dejando las marcas de sus alas en las ventanas cerradas.
Seguiré tejiendo tapices de ilusión
aunque mi alma muera de desesperanza
y la fe me desampare en algunos momentos,
con mi aguja de sueños
tejeré y tejeré como Penélope esperando el retorno de Ulises,
pero no destejeré jamás, porque cada pieza es una obra de arte,
seguiré tejiendo mis sueños del ayer, en este hoy tan gris y triste,
buscaré hilos nuevos con colores del arco iris
y haré ese atrapa sueños de vida, esperanza y amor.
Allí guardaré mis anhelos más preciados
y tejeré las experiencias vividas
y las sorpresas del futuro
porque quizás se hagan realidad.