Andreina López Lieber




Nació en el Municipio Corazón de Jesús, Barinas, estado Barinas, Venezuela, el 05 de Junio de 1987. Reside desde muy joven en Mérida donde estudia Letras Mención Literatura hispanoamericana y venezolana, en la Universidad de Los Andes. Ha dictado cursos de teatro a los niños de Educación básica de la Unidad Educativa Bolivariana “Rivas Dávila”, Mérida. Sus aficiones son escuchar música, leer y escribir.
Participó en diversos recitales y congresos: Encuentro Nacional de Poesía (Feria Internacional del Libro Universitario (FILU, ULA, 2006, auditorio de Corpoandes), encuentro organizado por el Postgrado de lectura y escritura de la ULA–Mérida y la Gerencia de Programas Educativos Brújula, en el III Festival Mundial de Poesía (recital de jóvenes poetas en la Biblioteca Bolivariana), IV Festival Mundial de Poesía, recital de los estudiantes (Facultad de Humanidades en la Cátedra Simón Bolívar de la Universidad de Los Andes). Como ponente participó en las II Jornadas Estudiantiles de Creación Literaria en homenaje a Laura Antillano (Del 6 al 8 de Noviembre de 2006, Fac. Humanidades ULA), y a las IV Jornadas de Investigación de Literatura en Homenaje al centenario del natalicio de Arturo Uslar Pietri (Octubre del 2006, Facultad de Humanidades de la Universidad de Los Andes)

Contacto: nirvagirl91@hotmail.com


¡AMABLE SORPRESA!


El viento trajo a mí
la dulce estela de tus pasos,
el suave andar de tus miradas
la sutil figura de tu cuerpo.
Evocó en mis sueños
el pausado ritmo de tus besos,
la ternura de tus brazos,
la sabiduría que han adquirido tus manos.
Hoy el viento trajo a mí
tu nombre enredado
en mis pensamientos.

 

RUTINA


A veces cuando no consigo tu rostro
en medio de mis libros,
cuanto tu aroma se ha perdido;
en medio de toda aquella fragancia:
incienso y café,
decido buscar en el fondo de tus palabras
hasta armar de nuevo
mi rompecabezas.
Y empezar a amarte
otra vez.

 

ESPERA, ESPERA


Ella emocionada agarra el auricular de su teléfono,
en su rostro se dibujaba la exaltación, las ansias.
Los segundos pasan como una hoja en el desierto
mientras cada fragmento de su rostro
se torna más centelleante.
Un sonido fuerte interrumpe su agitada emoción,
en la puerta esperaba con ansias al igual que ella,
suelta el teléfono y corre deprisa
Logra ver una silueta. ¡Si! ¡Era él!
Después de haber enterrado sus huesos,
Kimbu salta hacia el regazo de quien lo ama.

 

REFLEXIÓN


¡Tienes razón!
ni la ciencia pura,
ni los matemáticos,
ni los filósofos,
ni siquiera los magos de las letras,
podrán descifrar
en un palabra
el sonido
de tus labios
cuando besan mi corazón.