Henyuri Suárez




Nació en Maracaibo, estado Zulia, Venezuela, el 04 de agosto de 1989. Estudia actualmente ingeniería industrial en la Universidad del Zulia.

 


En la penumbra del destino
cabalgan pensamientos inéditos
la oscuridad entumece mis dedos
se anuncia una lágrima
un último beso
Minuto a minuto se disipa mi ser
me vuelvo aire
soy recuerdo
Muere mi ser.

 

Tocaste el pudor de mi ser
besaste cada molécula
acariciaste mis dedos
regalaste luceros
Y algunas vías lácteas
Pintaste de mil colores mi cuerpo
inexplicablemente fulminaste los sueños
torturaste los días
borraste mi rostro…

 

Sumergida en la onda de tu cabellera
pinto un mundo alterno
duermo sobre tu mar
nado en tu recuerdo
escucho las melodías del naufragio
veo el sentir de los corales
te busco en la inmensidad del cielo
y tu ausencia aun está
gruñendo en mí.

 

Tus manos lloran el dolor del alma
Enfermedad escoria de la sociedad
atada al pasado
esclavizada al sufrimiento
crees terminar la salida
solo inicias tu fin

 

¿Eres lo que fuiste algún día?
Jugabas en bosques
soñabas con princesas
imaginabas el amor

Hoy no tienes nada
acabas en la miseria
no das señales de vida
Oculta en tu ser
consumida en el fracaso
mueres todos los días.

 

Cellas mis labios
disfrazada  bajo la piel
no pronuncio palabras mágicas
no hay melodías de esperanza
me busqué en tu cuerpo

 

Desgastada por la locura
miré sus rostros
no estoy  en sus miradas
Amargos amaneceres
los tuyos
los nuestros
los míos.

 

Dormir Sin amaneceres
dispersa en el aire
humedezco tus días
entrelazo el presente
tejo tus rizos
mordemos las nubes
respiramos la tonalidad del cielo
vivimos en un mundo alterno.

 

Busco debajo del horizonte
al finalizar el arco iris
en la sequedad de la lluvia
detrás de la luna
en tantos rostros

 

Aun no recuerdo
cuando te perdí?
borraste las huellas
te fumaste mis días
asfixiaste las ganas
Y todo por amarte

 

Miradas pérdidas
ojos de maldad
abrazos ficticios
caricias inéditas
cuidados inexistentes
palabras sin sonidos
dame claves para entender tu lenguaje
un mapa para descubrirte
una brújula para orientarme
eres un total desconocido.

 

No hay mariposas púrpuras gruyendo en el vientre
la rebeldía de tus pensamientos se han ido con el cometa
han quedado en el humo del cigarrillo
pero no junto a mí
Te atas a  la libertad
muerdes crepúsculos
ves con ojos color miel
la transmutación del alma
el calor de mi cuerpo no te llamará más.

 

Neuronas asfixiadas
por el consumo de tu viaje profundo
ironías  extraviadas de tu boca
crees liberar lo que ya es libre
crear movimientos petrificados
infinidad de vertientes subterráneas
arrullan en sus brazos la inocencia
perdida de tu alma
El ego de tu ser te adsorbe sin previo aviso
quizás serás feliz cuando la luna juegue con tus hijos
y el desasosiego se borre de la mirada…

 

 

¿Quién soy?

Buzón de mil facetas sin fin de secretos
conformidad de una sirena
majestuosidad del unicornio
el vaivén del horizonte
impetuosa rebeldía
muchos en mí y yo una

Miradas penetrantes
crees ver quién soy
No llegas a la profundidad
de mi  infierno

Descubrirme
descubrirte
¿cómo hacerlo?

Temor, cobardía quizás de saber quién soy, de vivir de una manera que no tenía en mente, de salir de lo socialmente normal.

Extrañamente me reconozco al mirarme al espejo deseando ser diferente; libre de miedos, de esta etiqueta que llevo puesta, que otros me han colocado.

Definen quien soy sin saber que no soy yo todos los días, pues parto a mi encuentro.